domingo, 13 de julio de 2008

MarcusMiller: la saga de la rata

Una aparición borrosa y nocturna de un ser que acecha la ciudad. Testigos de ello son los no fiables noctámbulos urbanos. Entre alcohol y depresión parecen haber visto dos centellantes óculos sobre una expresión muda, socarrona e inquietante. Acto seguido, la prensa se hace eco de algo no necesariamente vinculante, pero al parecer cercano a aquella aparición.
_____________________

Un identikit apresurado de un "humanoide". El hombre - rata ya murió! Susana da testimonio de ello a las 3 AM en el hall de la 4º. Pero en verdad, sin que se constate fielmente, MARCUSMILLER salió de las cloacas para ir a una cantina que Hopper hubiese suscripto como propia. Qué busca?
________________________
Decidida a todo. Tomas de una vez por todas al ratón por las orejas. Ve la calle y aprende. Es su momento: el "piquete de la repugnancia" atrae justamente tanto la furia de los ciudadanos como a su máximo norte de aquí en más: los medios masivos de comunicación.
________________
Tres imágenes, un epígrafe:

El juego de la mafia: el compromiso social y la aparición mediática no limpian una vida instalada desde la sombra. Actos políticos, una carpa solidaria y la prueba de una amistad televisiva hacen de esta rata pública un verdadero "padrino de las alcantarillas". Majul le preguntó cosas muy fuertes y MarcusMiller replicó con la roedora serenidad de quién sabe que su impunidad está a salvo.

1 comentario:

Palbo dijo...

Me encantó este post. Es una lástima que no lo haya leído.