sábado, 26 de julio de 2008

La familia y seis

I

Habrase visto: el demo de luna
y la imitación del memo. Todo
poder a un accidente en el único
centro de una probable centralidad;

tengo en un pie cierta cosquilla
y en el casquete el ahorro de una quilla:
¿varados, nos? y por opinión decido
la reserva.

Hay un poder jamás sentido,
ni siquiera en la ribera y margen derecha
de un arroyo -pongámosle Müthel,
Salzburgo-, tierra de ángeles en la porfía
de SS masticados por 20 kilates
y de un oro tan puro que sería
rebajarse a las púas de esos campos
















II

Toda una vida bebiendo gaseosa
y una cartelería a voz fundida
diciendo “bebeme, así, bebito”.
Prefiero hablar a ser hablado,
porque sería menos difícil
refutar la ventriloquía
que el sentido de una voz propia,
por más interior que fuera.


III

Los saldos son los mismos:
denuncia, aparatos bucales
en un pasado siempre remoto,
el control ídem canjeando
opiniones a las que nunca
encontrará un pelo en la sopa.


IV

Pudiera ser más que humano,
pero “la vida se acumula
en las generaciones como peces
en un estanque y no desaparece
por completo cuando ellas des-
aparecen…”. Bebo a la salud,
por los de siempre, o aplasto
la copa. Otra copa.


V

Lo mismo el movimiento de la luz
en una lámpara de bajo consumo
y el desenlace impuesto por el viento
en memoria de nuestra vigilia.
Nadie facilitó la información,
y entonces duele verse mezclado
en esas figuras, sobre todo cuando
millones de estrellas reflejan
esos aspectos de la oscilación.

VI

Entonces, el retrato de mi abuelo
se recibe de trapecista, y pende,
como mi familia, de un hilo
imaginario. El vendaval irrumpe
en la casa y amontona de un golpe
los vidrios de la ventana: pepitas
a la caza del destello; parecen
embriones de una lumbre que no.
____________________

Para Horacio y Martín, aquel poema y esta música.



Moby Grape, 1969. Del disco "Truly Fine Citizen", el tema Changes, Circles, Spinning.

1 comentario:

clubsilencio dijo...

Gracias Mario, por el poema y la canción. Los Moby Grape eran excelentes y tuvieron pésima suerte. Y recibo el poema "en memoria de nuestra vigilia".
Abrazo grandísimo.