viernes, 16 de julio de 2010

Quiero escribir y me sale pintura


Y bueno, no se puede conformar a todo el mundo, menos a una nación. Se aceptan críticas, de cualquier tenor o soprano. Aguante La calabaza del diablo!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

que matete se hizo el tipo al leer el libro. no sabía para donde disparar. Lo mejor es cuando dice que recurrió a las láminas. Extraordinario!!
abrazo
mauricio

Mario Arteca dijo...

Me hubiese gustado encontrar una crítica, y no una crónica rápida de sus limitaciones. Pero es lo que sucede con escrituras como las más, que intentan trabajar desde sistemas y procedimientos. La verdad, no creeo sea pretenciosa la escritura, pero cada cual lee lo que lee. Qué dirá de una escritura como la de su compatriota Andrés Ajens, tan compleja y profunda, que hace de mi forma de laburar una obre benedettiana. Un abrazo y nos vemos en la semana, para charlar y tomar algo. Mario.

gonzaloleon dijo...

Como uno de los editores, me siento un poco culpable, porque el crítico no comenta poesía, pero él insistió y le dejamos libros de poesía. Eso nomás. Ah, y un abrazo.

gonzaloleon dijo...

Pero hoy comenta a Gambarotta y hace pocos días a Rubio. Está obsesionado con la editorial, Mario. ¿Dato freak? Es el hijo de un importante biólogo chileno: Humberto Maturana. Su verdadero nombre es Marcelo.

Anónimo dijo...

Dato Freud: ¿y si le dejaste libros de poesías qué querés que comente?
Ah, se llama Marcelo y es hijo de un biólogo, un tal Maturana. Seguro que lo conoció a Castilla:

El que canta es Maturana,
chileno de nacimiento.
Anda rodando la tierra,
con toda su tierra adentro

Andando por esos montes,
en Salta se ha vuelto hachero.
Si va a voltiar un quebracho,
llora su sangre primero

¡Chilenito, ay, desterrado,
en el vino que te duerme!
Dormido, llora tu pago,
en el vino que te duerme.

Tal vez el carbón se acuerde
del hombre que lo quemaba
y que, en el humo, iba al viento
machadito Maturana.

Qué será de este hacherito;
dicen que no ha sido nada.
Irán cantando los vinos,
que ese chileno tomaba.

Y me voy a tomar unos vinos, pa poder entender.

mauricio, pero no el de arriba